Técnicas de preservación de la fertilidad femenina

Las distintas técnicas de preservación de la fertilidad existentes pueden clasificarse según el rango de edad de la paciente:

      • Prepuberales: estas técnicas se aplican a niñas que todavía no han alcanzado la pubertad y deben someterse a tratamientos que comprometan la futura fertilidad de la paciente, como pueden ser terapias oncológicas. En este caso, debido a que no se ha alcanzado la pubertad, la paciente no tendrá funcionalidad ovárica natural; no podrá ovular. Por tanto, las técnicas basadas en tratamientos con hormonas, como la extracción de ovocitos, no serán aplicables.

 

      • Postpuberales: en este caso las mujeres ya han alcanzado la pubertad por lo que cuentan con una funcionalidad ovárica natural. En este caso, las técnicas también pueden clasificarse en función de:
        • Si es posible realizar una estimulación ovárica; un tratamiento hormonal con el objetivo de aumentar el número de folículos que se desarrollan en el ciclo menstrual. En función de si se cuenta, o no, con una muestra masculina (semen) se realizara una técnica u otra
        • Si esta estimulación ovárica no puede ser indicada, ya sea porque puede ser incompatible con el diagnóstico de la paciente o porque no haya tiempo de llevarla a cabo.

 
Existen algunas técnicas que se llevan a cabo durante los tratamientos que comprometerán la fertilidad, pero la mayoría de ellas se llevaran a cabo de forma previa, ya sea para evitar esta pérdida de fertilidad o para conservar restos de la fertilidad previa.

De la misma manera, existen técnicas con un éxito probado mientras que hay otras que son todavía experimentales (marcadas con *).

Para conocer cada una de las técnicas, ¡haz click en el nombre del procedimiento en los cuadros con reflejo!

 

 

 

 

Vitrificación de ovocitos

La vitrificación de ovocitos es una técnica de congelación ultrarrápida que consiste en utilizar sustancias crioprotectoras para proteger a los óvulos y que no se dañen debido al uso de elevadas velocidades de enfriamiento.

  • Estimulación ovárica 

    En condiciones normales, sólo un ovocito llega a ovular. Mediante un tratamiento hormonal basado en hormona foliculoestimulante (FSH) buscamos una hiperestimulación ovárica, el crecimiento de múltiples folículos.

  • Punción ovárica

     Una vez se comprueba que los folículos han alcanzado un tamaño adecuado (≈ 22 mm), estos se extraen directamente mediante una punción y aspiración del contenido del ovario a través de la cavidad abdominal. Esta intervención se realiza en quirófano y bajo sedación anéstesica. El contenido se recoge en unos tubos y se traslada al laboratorio. 

  • Selección

    En el laboratorio, se evalúan los ovocitos extraídos y se seleccionan aquellos que han madurado adecuadamente, descartando aquellos degenerados o inmaduros. Además, antes de pasar a la congelación, los ovocitos deben decumularse; debe eliminarse la capa de la granulosa.

  • Vitrificación

    Esta técnica se basa en deshidratar los ovocitos y pasarlos por diferentes pozuelos con concentraciones crecientes de crioprotector. El objetivo de este paso es proteger a los ovocitos de las temperaturas extremas de la congelación, impidiendo que se formen cristales en su interior. Seguidamente, los ovocitos se aspiran y se introducen en una pajuela, llamada criotop, que será submergida en nitrogeno líquido (-196ºC) y, a continuación, en el tanque de congelación.

Más técnicas de preservación

 

 

Vitrificación de embriones

La vitrificación o congelación de embriones es una técnica que permite conservar embriones en unas condiciones óptimas para darles un uso posterior. 

  • Estimulación, punción y selección

    Estas tres fases son idénticas a las de la técnica de Vitrificación ovocitaria; se estimula el desarrollo de múltiples folículos, se aspira el contenido del ovario y se seleccionan los ovocitos que han madurado adecuadamente.

  • Preparación de la muestra de semen

    Se recoge la muestra de semen del paciente, ya sea por masturbación o mediante por una intervención. Para que los espermatozoides obtengan la capacidad de fecundación deberán pasar por un proceso de capacitación, en el que obtendrán la movilidad y las características adecuadas.

  • Fecundación

    La técnica se sigue con la fusión del espermatozoide y el ovocito. Esto puede darse de forma “natural” mediante una Fecundación in Vitro (FIV) convencional, en la que se somete al ovocito a una solución de la muestra de semen para que sea fecundado, o puede realizarse mediante una microinyección (ICSI), en la que se introducirá el espermatozoide directamente en el núcleo del ovocito. 

  • Cultivo embrionario

    Una vez fecundados, los embriones se dejan incubar, hasta un máximo de 6 días, en las condiciones adecuadas para su supervivencia. Se irá vigilando su desarrollo a lo largo de los días y, en función de sus características, se vitrificarán los embriones de mayor calidad.

  • Vitrificación

    La etapa de vitrificación, en esencia, es igual a la realizada en el caso de ovocitos. A diferencia de en el caso de los ovocitos, que pueden vitrificarse múltiples en una sola pajuela, en el caso de los embriones solo se vitrificará uno, o como máximo dos. 

Más técnicas de preservación

 

 

Ooforopexia

También conocida como Transposición Ovárica. Esta técnica se basa en desplazar los ovarios fuera del campo de radiación
con el fin de tratar de aumentar las posibilidades de preservar su función.

  • ¿Cuándo se utiliza?

    Esta técnica se utiliza cuando los ovarios se encuentran en la zona afectada por una terapia de radiación. Es una forma de protegerlos de efectos gonadotóxicos causados por tratamientos oncológicos como la radiación e intentar evitar un fallo ovárico.

  • ¿Cómo funciona?

    La intervención quirúrgica consiste en desplazar uno o ambos ovarios a una posición superior en el abdomen, para así intentar que la radiación que pueda recibir sea menor.  Para ello, se realiza una laparoscópia; una incisión en la cavidad abdominal.

  • Principales complicaciones

    1. Lesiones vasculares que pueden derivar impedir el riego sanguíneo y derivar en un fallo ovárico.2.

    2. Formación de quistes ováricos, dificultando el posterior embarazo.

    3. Formación de adherencias, son bandas de tejido cicatricial que se forman entre los órganos de la pelvis provocando que se adhieran entre sí provocando que pierdan su funcionalidad.

    4. Fallo ovárico por radiación dispersada.

  • Estadísticas

        ■  Dosis de radiación recibida por el ovario: 5-10%

        ■  Capacidad de preservación: 16-90% (según dosis de radiación, dispersión, daño vascular y edad)

Más técnicas de preservación

Se ha experimentado con la criopreservación de un ovario al completo, alegando que esto permitiría repetir el trasplante del tejido en caso que este fallara.

  • Estadísticas

    Se considera una técnica experimental. Debido a las altas tasas de éxito y supervivencia en las técnicas de criopreservación de ovocitos, esta técnica se ve desplazada en casos extremos como los que hemos mencionado.

 

Criopreservación de tejido ovárico

Para congelar tejido ovárico es necesario hacer una biopsia; consiste en extraer una parte del tejido que contiene las células precursoras de ovocitos. El tejido extraído se procesa y, posteriormente, se congela.

  • ¿Cuándo se utiliza?

    Esta técnica se lleva a caso en las siguientes situaciones:

      Cáncer infantil: En casos de niñas que deben pasar por un tratamiento oncológico sin haber alcanzado la pubertad, por lo que no ovularán.

      Cuando la estimulación ovárica está contraindicada o no da tiempo a realizarla debido a la necesidad de un tratamiento oncológico.

  • Extracción

    El procedimiento se basa en la realización de una biopsia de la corteza del ovario para extraer una parte del tejido inmaduro que contiene los precursores de los ovocitos. Este tejido se diseccionará y cortará en finas láminas.

  • Criopreservación

    Las láminas finas de tejido ovárico reciben el nombre de strips. Estas se pasan por distintas soluciones y se introducen en unos contenedores especiales, congelándolas en nitrógeno líquido.

  • Recuperación de la fertilidad

    Tras la descongelación de las muestras pueden seguirse diferentes estrategias para tratar de recuperar la fertilidad de la mujer:

      A. Trasplante ortotópico: Consiste en volver a injertar el tejido en una zona cercana a su origen, incluso en el propio ovario si todavía se dispone de él.  Con esto podemos conseguir:

         – Conseguir una fecundación natural, en casos muy remotos.

         – Recuperar la funcionalidad del ovario para poder recuperar ovocitos.

      B. Trasplante heterotópico: En este caso, el trasplante se realiza en una zona apartada del origen de la muestra, como por ejemplo en el antebrazo. Con esta estrategia se busca recuperar la función ovárica para recuperar los ovocitos.

      C. Aislamiento folicular: También se puede optar por hacer una maduración in vitro de los ovocitos inmaduros del tejido, para continuarla con una fecundación in vitro.

  • Complejidades de la técnica

    ■  Tratamos con un tejido entero, por lo contaremos con una muestra de mayor grosor y número de tipos celulares.

      Debido a que se aplica en pacientes con cáncer, es posible que en la muestra haya presencia de células cancerígenas.

Más técnicas de preservación

Supresión hormonal

Esta técnica se basa en el uso de determinadas hormonas para detener el funcionamiento de los ovarios.

  • ¿Cuándo se utiliza?

    Se utiliza en mujeres que, ya habiendo alcanzado la pubertad, se deben someter a terapias que puedan provocar un fallo ovárico prematuro.

  • Funcionamiento de la técnica

    Se administran una serie de hormonas (GnRH) a la mujer desde unos días antes de empezar la terapia, o en los primeros días de esta.

    El objetivo de la administración de esta hormona, que se encarga de estimular la síntesis de las hormonas del ciclo reproductivo de la mujer (LH y FSH), es provocar una “menopausia temporal”; los ovarios dejarán de ser estimulados durante este tratamiento de supresión hormonal y, de esta manera, un número menor de ovocitos será dañado.

  • Indicaciones

       ■  Se recomienda el uso de esta técnica como apoyo y en conjunto con otras de mayores tasas de éxito como son la vitrificación de ovocitos o de embriones.

       ■ Todavía no se ha llegado a una conclusión sobre la efectividad real de este procedimiento por sí solo.

       ■ Puede provocar la aparición de síntomas menopáusicos

Más técnicas de preservación

Traquelectomía radical

O Cervicectomía radical; Se trata de un proceso quirúrgico que consiste en la extirpación del cuello del útero y de los ganglios linfáticos cercanos.

  • ¿Cuándo se utiliza?

    Esta técnica se utiliza en casos de mujeres que padecer cáncer de cuello de útero en estadios muy tempranos.

  • Funcionamiento de la técnica

    La intervención consiste en la extirpación del cuello del útero, y de los ganglios linfáticos de la zona, a través de la vagina o del abdomen. Una vez realizada, se vuelve a unir el útero con lo que queda de vagina mediante una banda especial, que funcionará como cuello del útero, y dejando una apertura simulando la anatomía natural del tracto genital.

  • Inconvenientes

    Este procedimiento queda reducido a fases tempranas de cáncer de útero.

      Puede conllevar abortos espontáneos en un futuro embarazo.

Más técnicas de preservación

 

Protección gonadal

Procedimiento que se utiliza durante la administración de radioterapia con el objetivo de preservar la fertilidad al prevenir el daño directo a los órganos genitales.

  • ¿Cuándo se utiliza?

    Se utiliza cuando la mujer requiere un tratamiento basado en el uso de radiación en la región pélvica o alrededores.

  • Funcionamiento de la técnica

    El procedimiento se basa en la colocación de un escudo en la zona pélvica durante la terapia de radiación, cubriendo la zona de las gónadas y demás zonas del aparato reproductivo de la mujer. 

  • Tipos

    Existen dos tipos de escudo a utilizar:

    Protector de sombra: se trata de escudos que se colocan por encima del paciente, buscando que la sombra cubra la zona de las gónadas para poder protegerla.

    Protector de contacto: se trata de escudos opacos que se colocan directamente encima de la zona a proteger. Además, pueden o no adaptarse a la anatomía de la zona pélvica. 

Más técnicas de preservación

¿Qué?

¿Qué es la preservación de la fertilidad femenina?

¿Cuándo?

¿Cuándo, y por qué, se ve alterada la fertilidad?

¿Cómo?

¿Cómo se puede preservar la fertilidad femenina?

   

“Brindemos por las mujeres fuertes: Que las conozcamos. Que las seamos. Que las criemos.