Tratamientos gonadotóxicos

Estos tratamientos son mayormente utilizados para hacer frente a fenómenos oncológicos; cáncer y neoplasias.

Los tratamientos más utilizados son la quimioterapia y la radioterapia. Ambos casos desembocan en la misma situación; la aparición del fenómeno de Insuficiencia Ovárica Primaria (IOP).

 

Los agentes quimioterápicos, en función de su naturaleza, pueden:

1- Induciendo la aparición de aneuploidías.

2- Provocando la pérdida de ovocitos y reduciendo la reserva ovocitaria de la paciente.

3- Provocando mutaciones en estas las células reproductoras. 

Por otro lado, la radiación ionizante, utilizada en las radioterapias, actúa:

1- Produciendo daño ovárico.

2- Provocando atrofia y disminución de la reserva ovárica.

3- Actuando sobre el útero reduciendo la capacidad de implantación

Cirugías

Se pueden considerar tratamientos que alteran la fertilidad femenina a aquellas intervenciones que tienen como objetivo el tracto genital. La fertilidad se verá claramente afectada en aquellos casos en los que se requiera la extirpación de alguno de los órganos reproductivos, como cuando se trata con pacientes oncológicas.

 

Sin embargo, la fertilidad también puede verse deteriorada en casos de intervenciones para tratar con neoplasmas benignos o con enfermedades como son la endometriosis y fibromas, por ejemplo debido a una incisión accidental en el tejido ovárico o a un posible daño ovárico debido al proceso de cauterización.

Otros casos